Enlaces de interésEl modelo de los tres anillosLegislación vigenteMitos y prejuiciosDecálogo de derechos
¡Importante!
Contrariamente a lo difundido por determinados profesionales e instituciones, la concepción o modelo de los tres anillos de Joseph Renzulli no es un modelo de identificación o “diagnóstico” sino un modelo de intervención educativa (más información AQUÍ).

EL MODELO DE LOS 3 ANILLOS

shape_color_transparent

El modelo de los tres anillos de Joseph Renzulli pretende aprehender las principales características que definen el potencial que tiene el ser humano para llevar a cabo producciones creativas. El nombre deriva del marco conceptual de la teoría -compuesto de tres grandes rasgos: la capacidad intelectual, el compromiso o implicación en la tarea y la creatividad- y su directa implicación en las distintas áreas de desempeño humano. El aspecto más significativo de esta teoría es muy probablemente el hecho de que la importancia recae en la interacción de estos tres factores aplicados a una situación concreta lo que crea las condiciones para que pueda darse un auténtico proceso de creación. Un segundo aspecto relevante de esta teoría es el hecho de que, si bien los constructos tradicionalmente evaluados (aptitudes específicas, inteligencia general o rendimiento académico) tienden a ser relativamente estables a lo largo del tiempo, la capacidad creativa y la implicación en la tarea suelen ser por el contrario contextuales y temporales. Por último, es importante recalcar que estos tres grandes rasgos emergen simultáneamente únicamente en ciertas personas, en determinados momentos y bajo determinadas circunstancias. El Modelo de Enriquecimiento Triádico (ver grupos de enriquecimiento educativo) es la respuesta educativa natural y coherente con el cual Joseph Renzulli aspira a crear condiciones educativas favorables con las que estimular la interacción de esos tres rasgos, explicados más en detalle a continuación.

Capacidad por encima de la media

Este rasgo incluye tanto aptitudes generales (p.ej., razonamiento verbal, espacial o gestión de la memoria), como áreas específicas de desempeño humano (p.ej., composición musical, química, diseño…). Este rasgo o anillo es el más estable en el tiempo de los tres. Esto significa que el rendimiento de un estudiante dentro de los parámetros de este rasgo es relativamente invariable, siendo este el anillo más asociado a los rasgos cognitivos más tradicionalmente evaluados. La razón por la cual este rasgo se refiere a una capacidad intelectual por encima de la media y no a una “habilidad excepcional” o al “2% superior de la población” se debe a una serie de investigaciones que evidenciaron la no existencia de una clara relación entre aptitud académica y logro profesional. En otras palabras, estas investigaciones sugirieron que, por encima de un determinado nivel de capacidad intelectual, los logros en el mundo real dependen menos de un incremento en el nivel aptitudinal del sujeto que en otros factores más personales o volitivos (como lo son el nivel de creatividad o de implicación en la tarea). Esto pone de relieve las claras limitaciones que poseen los tradicionales tests de inteligencia y la innumerable cantidad de tests de aptitudes y rendimiento que a día de hoy siguen usándose de cara al diagnóstico o selección de sujetos para formar parte de programas de enriquecimientos educativos.

Compromiso, perseverancia o implicación en la tarea

Es un conjunto de rasgos no intelectuales que se dan muy a menudo en individuos creativamente productivos. Se trata de rasgos tales como la perseverancia, la determinación o la fuerza de voluntad. Se podría entender también como una forma más refinada o selectiva de motivación para una determinada tarea o problema. La relevancia de este conjunto de rasgos a la hora de definir el concepto de superdotación deriva de los hallazgos de múltiples estudios de investigación además de numerosos análisis biográficos de individuos altamente creativos y productivos. En otras palabras, una de las principales razones que condujeron al éxito a las personas que han hecho importantes contribuciones en sus respectivos campos, ha sido muy probablemente su capacidad para sumergirse plenamente en un problema por un largo periodo de tiempo y perseverar ante adversidades que disuadirían a otras personas.

Creatividad

Conjunto de características que incluyen la curiosidad, la originalidad o ingeniosidad y la voluntad de cuestionar las tradiciones o convenciones sociales. A lo largo de la historia ha habido multitud de científicos sobresalientes. Sin embargo, aquellos que incluso a día de hoy seguimos reverenciando y cuyos nombres se han convertido en claros referentes en sus respectivos campos son aquellos científicos que emplearon su capacidad creativa para visionar, analizar y también resolver cuestiones científicas de forma original.

Conclusión

El modelo de los tres anillos pone el énfasis en la interacción y solapamiento de tres conjuntos de rasgos que propiciarían la aparición de un comportamiento superdotado. Este enfoque no concibe por tanto la superdotación intelectual como una característica absoluta y estable (esto es, que se tenga o no se tenga). La superdotación intelectual o, mejor dicho, el comportamiento superdotado se concibe más bien como un conjunto de conductas desarrollables dentro del marco de la solución de problemas. Distintos tipos y grados de comportamientos superdotados podrán ser por tanto desarrollados y, en definitiva, reconocibles en ciertas personas, en ciertos momentos y bajo ciertas circunstancias.

DECÁLOGO DE DERECHOS

El ingenioso y carismático profesor Del Siegle, por entonces presidente de la Asociación Nacional para Alumnos Superdotados de Estados Unidos, publicó en 2007 la Carta de derechos del alumno con altas capacidades.

Del_Siegle.jpg

Del Siegle

He aquí una traducción personal nuestra:

Tienes derecho…

  • A conocer tu condición de persona con altas capacidades.
  • A aprender algo nuevo cada día.
  • A sentir pasión por aquello que te interesa sin tener que pedir perdón por ello.
  • A tener una identidad propia más allá de tus talentos.
  • A sentirte bien por tus logros.
  • A cometer errores.
  • A solicitar ayuda para poder desarrollar tu talento.
  • A tener diferentes grupos de iguales y diferentes grupos de amigos.
  • A ser tú quien decida por cuál de tus talentos decantarte.
  • A no ser talentoso en todo.